Todo lo que se debe tener en cuenta a la hora de contratar un hosting

Y fíjate bien que digo “contratar un hosting” y no “comprar un hosting“.

¿Por qué hago esta diferenciación?

Para que la primera idea que te llegue de este post es que un hosting no es un objeto que puedes comprar, sino que es un servicio que vas a contratar.

Te puede parecer una tontería este matiz, pero es justamente confundir eso lo que hace que muchas personas se basen únicamente en el precio a la hora de contratar su hosting.

Esto no es un objeto exactamente igual que puedas comprar en una tienda chula por un precio y en los chinos por la mitad. Que no.

Es un servicio que contratas: vas a estar vinculado por contrato a esa empresa, a la calidad de su soporte técnico y a las características técnicas de su hosting durante un tiempo (normalmente no menos de un año).

No obstante, sigue habiendo quien piensa que da igual.

¿Cómo va a dar igual en manos de quién dejes el alojamiento de tu proyecto?

Luego vienen las preocupaciones, los problemas, los lamentos… y las quejas.

Muchas personas piensan lo siguiente:Un hosting lo que hace es que… “ahí pongo mi web”. Bueno, como eso lo consigo con cualquiera de los proveedores, voy a coger el que sea más barato y ya está. Los que son algo más caros será que nos quieren engañar.

Error.

A continuación te voy a explicar las cosas que importan y que deberías tener en cuenta a la hora de contratar un hosting, basándonos en nuestra propia experiencia con este tipo de alojamientos baratos, para que puedas valorarlo tú mismo.

 

¿Qué significa contratar un hosting?

Empecemos por lo más básico para el que no lo sepa.

Una página web o un blog, no son más que una serie de archivos HTML, PHP, CSS… etc.

Para que esos archivos que conforman el sitio web se puedan ver o acceder online, deben estar alojados en un hosting y bajo un nombre de dominio.

Lo de “alojados en un hosting” significa que pagas a una empresa para que almacene esos archivos de tu web en uno de sus servidores, en un disco duro vaya, y a través del nombre de dominio asociado las personas pueden ver la página web online.

Más o menos, es que no sé como explicarlo con un lenguaje muy básico para que lo entienda quien tenga cero conocimientos.

Vale. Entonces lo que necesito es una empresa que me “reserve” un trocito de espacio en un disco duro, y con el nombre que yo le indico se pueden visualizar dichos archivos y por lo tanto mi web.

Así es, pero no es sólo eso.

Si sólo se tratara de eso, efectivamente cualquier empresa te valdría.

No es así porque tienes que tener en cuenta también:

  • Que no todos los discos duros de esas empresas son iguales.
  • Que no todas las características técnicas del plan de hosting son iguales.
  • Que la seguridad frente a ataques no es igual en cualquier empresa.
  • Que la calidad del servicio técnico no es igual en cualquier empresa.
  • Que algunas empresas de hosting sólo trabajan en inglés.
  • Que si tienes algún día un problema, querrás que te lo solucionen.

Y que no te quepa duda alguna: ese día de tener un problema con tu web o con tu blog… llegará. Es inevitable.

 

“Por todo esto en GlobalWorks disponemos de nuestros propios servidores, para que todo lo anterior no sea un problema para ti. SI sucede algo tomamos las medidas necesarias, tenemos acceso total sobre él y está monitorizado 24 horas 365 días”

¿Aún sigues buscando un alojamiento para tu web?  

Nosotros te lo proporcionamos gratis el primer año para que sepas lo que es despreocuparte.

Ver Alojamientos

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *